Consejos para regresar al trabajo después de vacaciones


Las vacaciones de Pascua han terminado y aunque fueron unos pocos días, siempre es difícil volver a la rutina del trabajo; muchas personas incluso pueden llegar a padecer un cuadro de ansiedad y tristeza denominado «síndrome postvacacional». Muchas veces esta depresión postvacacional está relacionada con el nivel de satisfacción laboral y con los pensamientos de lo que debería ser nuestra vida.

Aunque regresar al trabajo puede ser un poco difícil al comienzo, lo importante es encontrar las ganas y la motivación necesaria para retomar nuestra rutina, para asumir nuevos retos y para alcanzar nuestros objetivos; pero no te preocupes, aquí te contamos algunos consejos que puedes poner en práctica para que regreses al trabajo renovado y con las pilas más recargadas que nunca.

Advertisements

1. Afronta el primer día con filosofía

Intenta tomar el primer día de trabajo como un día normal sin pensar demasiado en lo difícil que es regresar y en lo bien que pasaste en las vacaciones. Además no solamente tienes que regresar a hacerte cargo de tus responsabilidades, sino que también vas a volver a ver a tus compañeros y amigos y podrás compartir con ellos las experiencias de las vacaciones.

2. Acepta tus emociones

Todos sentimos emociones negativas y positivas; la manera como aceptamos la vuelta al trabajo depende de la tolerancia a la frustración que sintamos y de la manera que nos adaptamos a los cambios. Sin embargo, es importante identificar lo que nos molesta y después debemos intentar encontrar el lado bueno y sentirnos felices gracias a la estabilidad que poseemos.

Advertisements

3. Tómatelo con calma

Es importante tomarse un tiempo para organizarse y ponerse al día sobre las cosas que ocurrieron mientras estabas de vacaciones. Puedes crear una línea de trabajo y te puedes fijar los objetivos que quieres alcanzar durante la primera semana después de tu regreso, poco a poco irás recuperando el ritmo y la sensación de desasosiego irá desapareciendo.

4. Ponte nuevos objetivos

Si regresas al trabajo y comienzas a pensar que todavía te quedan muchos meses para las próximas vacaciones, únicamente aumentará tu estrés; en su lugar puedes pensar en los fines de semana o días festivos que puedes aprovechar; además puedes marcarte metas que te ayudarán a acudir al trabajo con la ilusión de quién persigue un sueño.

5. Haz planes divertidos

El día tiene 24 horas y no todas las empleas para trabajar. Cuando termines tu jornada laboral puedes usar tu tiempo para hacer algo divertido como salir con tus amigos, estar con tu familia o practicar actividades que te gusten. Intenta no llevarte a casa las preocupaciones del trabajo y no te agobies por lo que ocurrirá el día siguiente, todavía puedes divertirte.

6. Practica algún deporte

Hacer deporte es una de las mejores maneras para combatir el estrés y la depresión, además que ofrece beneficios para la salud. Practicar algún ejercicio no sólo te ayudará a tener energía, sino que también, te hará romper con la rutina del trabajo.

7. Reflexiona sobre tu último año

En lugar de sentarte a pensar sobre las vacaciones, cambia el foco de pensamiento e intenta pensar más en ti. Haz un balance de lo que ha sido tu vida en el último año: cómo te ha ido en el trabajo, cómo te has sentido, que te gusta hacer, qué cosas te molestan; de esta manera puedes analizarte y encontrar las cosas que te motivan y hasta puedes reinventarte y crear nuevos objetivos.

8. Piensa en positivo

Este es un paso muy importante para superar la depresión después de regresar al trabajo; acepta el hecho que las vacaciones terminaron y ahora debes concentrarte en el trabajo, piensa que muchas personas no tienen trabajo y tú tienes la suerte de poder regresar a él, lo mejor es afrontarlo con una sonrisa e intentar hacerlo lo mejor posible.

9. ¿Qué significa el trabajo para ti?

El trabajo es una forma de realizarnos como personas, de sentirse útil para la sociedad e implica un proceso de aprendizaje permanente. Lo importante es no ver a tu trabajo como una obligación, sino que lo disfrutes; el trabajo es una forma para alcanzar tus gustos y darte el estilo de vida que mereces.

Ahora que sabes lo importante que es regresar a tu trabajo, seguramente te sentirás con más energías para enfocarte en tus actividades y obviamente para ahorrar para tus próximas vacaciones.


También te puede gustar